¿Cómo elegir sillas para tu oficina?

¿Cómo elegir sillas para tu oficina?

Aunque no parezca un asunto importante, escoger la silla ergonómica perfecta para ti, tu escritorio y oficina puede ayudarte a evitar problemas de la salud, mejorar tu productividad, postura y mantener la comodidad durante el día laboral, ya que sentarte por largos periodos de tiempo puede poner mucha tensión en la espalda y la columna vertebral, lo que puede ocasionar problemas y malestares graves en la espalda.

1. Respaldo

La prioridad número uno en este caso es el respaldo para poder elegir una silla de oficina cómoda, ya que debe dar apoyo a la espalda y además ajustarse a ella, regulando su fijación y firmeza para no comprimir nuestra columna vertebral y asegurarnos de que tenga una altura que cubra la espalda al completo.

2. Tipo de Asiento

Es importante un asiento regulable a nuestra altura y a la de tu escritorio para que nuestra zona lumbar no sufra y no tengamos que forzar nuestros músculos. Ten en cuenta también que el tamaño sea suficientemente grande para que puedas sentarte de manera cómoda y sin presión.

3. Repozabrazos 

Para aliviar la tensión de la espalda y los brazos tras las largas horas de trabajo, no nos podemos olvidar de los reposabrazos y su importancia para que una silla sea cómoda. Estos deben estar a una altura que permitan la incorporación al escritorio o mesa y a una distancia que no compriman nuestro cuerpo, formando un ángulo de noventa grados y asegurándonos de que sean resistentes al apoyarnos.

4. Base

Para elegir una buena base, es decir, unas ruedas que permitan un desplazamiento fácil y suave en sus cinco puntos de apoyo, teniendo en cuenta el tipo de rueda en función de suelo de nuestra oficina.

5. Materiales

Elegir una silla hecha de materiales que favorezcan la transpiración y que sean fáciles de limpiar, mejorando la adaptación de la espalda y haciendo la silla más ligera, respetando siempre los principios ergonómicos.

Tómate tu tiempo, busca adecuadamente una silla y compara los modelos en función de tus prioridades, asegúrate siempre de que es lo más ergonómica posible y que sea apta para cualquier persona en tu oficina. Recuerda que las sillas cómodas son parte fundamental que mantengas una buena postura y unos hábitos correctos a la hora de sentarte.

All comments

Leave a Reply